SALUS BEBES. Expertas en el cuidado del bebe

                                    COMO EN TUS MANOS®  


     Es importante recordar que el ombligo sólo debe mojarse una

vez al día, con agua y jabón durante el baño y que, asimismo, el

alcohol sólo se aplicará tras el baño. El resto del día, el ombligo

debe permanecer seco. Una vez caído, se le darán toques de

alcohol de 70º con algodón en el muñón después del baño, hasta

que se meta para dentro.

 

     Si no se mantiene seco y limpio, puede infectarse. Para saber si se ha infectado, hay que estar atento a las manifestaciones siguientes: aparición de líquido alrededor del ombligo, que la zona esté más húmeda de lo habitual, observar si ha cambiado de coloración y ha adquirido un tono enrojecido, aparición de granitos (vesículas o pústulas) y fiebre.

 

     Ante toda cicatrización lenta, ombligo húmedo, maloliente, con

sangre o pus, deberá descartarse la posible existencia de infección

o anomalías congénitas. En este caso hay que consultar al

pediatra.

 

Salus Bebes.- 918 186 908/ 657 951 206  |  info@salusbebes.es / salusbebes@hotmail.com
google3d717ff321794563.html